Pexels / Pixabay

Nivelar Suelos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Contenido

Para la colocación de un nuevo suelo es necesario igualar la superficie antigua, extendiendo sobre ella una lamina fina, lisa y regular que compense sus defectos. En el mercado existen morteros que permiten efectuar la restauración y nivelado sobre cualquier tipo de superficie. Las propiedades de este tipo de productos es que por si mismos tienen la propiedad de autonivelarse, debido en gran parte a su naturaleza liquida.

De esta manera podemos compensar cualquier tipo de defecto de inclinación que pueda presentar el suelo, lo que nos facilitara la correcta colocación del posterior revestimiento.

Para una correcta utilización de este producto es conveniente, que anteriormente restauremos la superficie con una lechada de cemento para tapar las grietas, así como mortero para los agujeros.

Modo de empleo.: Los morteros de nivelación no hacen milagros, por lo que, deberemos efectuar un diagnostico del estado de la superficie sobre la que vamos a colocar el segundo suelo. Esta no deberá presentar fisuras importantes o zonas despegadas, en ese caso seria preciso eliminar esa capa y rehacerla. Si estuviera pintada, verificaremos su consistencia, arañando la superficie y comprobando que esta no se desconcha con facilidad. En el caso de baldosas de plástico, estas deberán estar bien adheridas, de lo contrario tendríamos que volver a pegarlas, procurando que no rebasen el espesor original

El suelo debe estar limpio y exento de restos de yeso, cola, barniz o cera, en ese caso eliminaremos dichos restos rascando o puliendo.

Par aplicar la pasta niveladora empezaremos por el fondo de la habitación para acabar en la puerta. La pasta deberemos batirla procurando que el resultado sea una pasta homogénea, sin grumos, y sobre todo sin que aparezcan burbujas de aire, ya que dejarían una marca visible a la hora de aplicarla.Cuando extendamos la pasta esta deberá realizarse de forma repartida regular y homogénea sobre toda la superficie.

 

Para que la pasta presente el mismo espesor nos ayudaremos de la llana para repartir la pasta. Esta se nivelara por si sola.Dejaremos secar la pasta asta que adquiera consistencia, al menos durante 12 horas, antes de proceder a colocar el nuevo suelo.

Los Materiales.:

  • Un cubo de caucho.
  • Una varilla mezcladora para acoplar al taladro.
  • Una llana.
  • Un nivel.
  • Una regla de albañil.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Seguridad de puerta compuesta
Clavijas de carpintería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *