wohnblogAt / Pixabay

Los Bancos de Trabajo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Contenido

Los bancos de trabajo son elementos casi indispensables para el buen bricolador.

Podemos encontrarlos de muchos tipos, tamaños y formas. Es tarea  nuestra elegir aquel que se adapte mejor a nuestras necesidades.

La elección de este elemento dependerá también del sitio que dispongamos para su ubicación, así como la funcionalidad que queremos que tenga.

En las siguientes imágenes podemos apreciar algunos modelos de banco tradicional.

Como podemos apreciar, sobre una misma base podemos encontrar barias variantes. De nosotros depende cual de las variantes nos interesa mas, e incluso,  realizar las modificaciones que se adapten mejor a nuestras necesidades.

 

Los bancos de trabajo tradicionales poseen unas mordazas, bien frontales (1) o laterales(2), con las que podemos sujetar las piezas con fuerza para poder manipularlas cómodamente. Estos elementos los podemos adquirir por separado.

1

2

 

Realización de un banco de trabajo:

Materiales: Para este trabajo necesitaremos listones de pino de 60×60 mm (para la patas), listones de  90×20, ( para la unión de las patas), un tablero de “DM” o bien de pino macizo, (para la tapa superior y la balda) inferior

1

Como podemos apreciar en el grafico (1), empezaremos por unir la parte mas larga de las patas, dejando que los listones horizontales sobresalgan por los costados un grosor del listón.(3).

La unión la realizaremos mediante espigas de madera, bien encolado y con tirafondos para madera. Deberemos verificar con una escuadra, que las uniones de los listones horizontales con las patas estén  perfectamente a 90º grados.

Una vez que que tengamos los dos elementos procederemos a unirlos (3) con los listones laterales, de este modo tendremos la estructura del banco.

Para la colocación de la balda inferior realizaremos los entrantes correspondientes al tamaño de la pata, (2) de este modo la balda apoya en los cuatro listones inferiores y le confiere consistencia al banco.

2

3

Ya solo nos queda colocar la tapa del banco, la cual, fijaremos con espigas de madera. El resto de elementos, como mordazas o sargentos, queda a nuestra libre elección.

 

Alternativa a los bancos de trabajo.

En el mercado podemos encontrar una extensa gama de bancos para trabajar. Son de tamaños mas reducidos, y tienen la particularidad de que se pueden plegar, de esta forma podemos guardarlos sin que ocupen mucho espacio.

También encontraremos bancos para usos específicos. Estos vienen provistos de unas bases para colocar la caladora o la sierra circular.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Seguridad de puerta compuesta
Clavijas de carpintería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *