DWilliams / Pixabay

Colocación de Tarima Flotante.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Contenido

Las ventajas de colocar un parqué flotante son obvias , se trata de un elemento muy decorativo a la vez que cálido. Su nivel de aislamiento así como el de la absorción de ruidos es mucho mayor.Dependiendo de nuestra economía, la elección de un tipo u otro podrá variar entre, el parqué de tablillas, los de baldosas o las tarimas flotantes. También influirá la calidad de la madera, ya que no es lo mismo el pino que el roble o el haya.

Tenemos que tener presente también, que la madera venga lijada y barnizada o por el contrario haya que hacerlo una vez esté instalado el suelo. En la actualidad existen nuevos productos que abaratan el coste y la instalación de este material, como son las tarimas flotantes de imitación a madera. Estas son de buena calidad y una notable resistencia a los elementos.

Herramientas necesarias. Para este trabajo necesitaremos un numero reducido de herramientas, que son: un serrucho, una escuadra, martillo, metro, cola PVA (la cola no debe ser al agua) y un kit de montaje compuesto por cuñas, un calzo para machihembrar la tarima, un dispositivo de tracción y cuñas de madera.

Instalación del parqué flotante. Lo primero debemos verificar es el estado del suelo donde pretendemos colocarlo, este deberá estar en perfectas condiciones de nivelación, de lo contrario deberemos corregir este problema  con cemento de nivelación. Si la habitación tiene rodapiés de obra, estos deben eliminarse para posteriormente sustituirlos por otros de madera. El parqué deberemos sacarlo de su embalaje y tenerla en la habitación que se va a colocar, por lo menos 24 horas antes, esto evitara que una vez colocado aparezcan separaciones entre piezas.

Colocación. Basta con instalarlo sobre el suelo, como si de una alfombra se tratase, sin clavarlo ni encolarlo, cada tablilla es la que se encola una con otra formando un bloque

Sugerencias de montaje

 

El primer paso será el de colocar sobre toda la superficie de la habitación una película de corcho aglomerado el cual nos ofrecerá confort y aislamiento. Las piezas vienen con un ensamblado del tipo caja y espiga. Este tipo de ensamblaje hace que las piezas encajen unas con otras a la perfección dando la sensación de unidad.Comenzaremos la colocación dejando unos 10 mm como mínimo entre la primera fila de laminas y la pared. Esta operación la realizaremos colocando unas cuñas con el fin de dejar un espacio de dilatación y de paso corregir los posibles defectos de escuadra de la pared. La parte del macho de la pieza es la que se coloca contra la pared.

Para la unión de unas piezas con otras solo necesitaremos dar cola blanca en la espiga inferior, con un ligero golpe de martillo esta encajara perfectamente. El posible sobrante de cola, que en todo momento hemos de evitar, lo limpiaremos con un trapo húmedo, inmediatamente antes de que se seque, para no dejar manchas.

Como hemos dicho, cuando golpeemos la lamina con el martillo no lo aremos directamente, si no que golpearemos sobre un taco de madera para evitar deformar las espigas. Una vez colocada la primera hilera colocaremos la segunda y comprobando que encajan perfectamente deberemos dejarlo secar durante 30 minutos, tras los cuales podemos seguir el proceso de montaje.

Al llegar a la ultima fila nos encontraremos con dos problemas, el primero es que la lámina probablemente sea más ancha que el hueco a cubrir y segundo que la pared sea muy irregular. Si queremos que el acabado sea perfecto tendremos que marcar el corte a efectuar de la manera siguiente. Colocaremos la lámina  sobre la antepenúltima hilera a continuación colocaremos otra lámina con la “caja de cola” orientada hacia el muto y trazaremos la línea de corte. Tras encolarla y colocarla en su lugar haremos presión con la herramienta adecuada y colocaremos las cuñas para mantener la presión.

En el supuesto de que en la habitación tengamos tuberías debemos hacer los cortes como se indica en los dibujos, para que posteriormente efectuando el agujero y encolado no se note las uniones.A continuación dejaremos secar el conjunto durante unos minutos y retiraremos las cuñas para colocar el rodapiés, de esta manera taparemos el espacio dejado a lo largo de la pared.

Colocación del rodapié. A la hora de elegir este elemento debemos tener en cuenta que este sea de un grosor lo suficiente para tapar la junta de dilatación que hemos dejado. Éste irá sujeto con puntas de acero, teniendo cuidado en las uniones de las esquinas, que lógicamente deberán cortarse a inglete.

  • Es de suma importancia que los paquetes permanezcan en la habitación donde serán colocados al menos 24 horas antes de empezar con la colocación.

  • Colocación de la primera lama con los topes para la dilatación colocados en las paredes
  • Colocación de la segunda fila de tablas, aplicando la cola en la pieza.
  • Marcamos para cortar la pieza final, el trozo sobrante lo emplearemos para comenzar con la segunda fila. (imagen 4)

  • Terminando en la pared contraria, marcando para cortar la pieza.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Seguridad de puerta compuesta
Clavijas de carpintería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *