qimono / Pixabay

Colocación de Molduras en una Puerta.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Contenido

Antes de comenzar deberemos saber que existen tres modelos o tipos de puerta, Esta la de la entrada a la vivienda que tiene 82 cm. de ancha, por norma general. Las puertas de paso a las habitaciones, de 72 cm. de anchó y la puerta del baño que suele ser algo inferior a las puertas de paso, 62 cm. Aclarado este punto, ni que decir tiene que nuestro primer paso es el de medir con exactitud las puertas que tenemos en nuestra casa. La altura normal de la hoja de la puerta es de 221, 222, cm. Por norma general son puertas huecas de 35 mm. de espesor, chapeadas en pino, roble, o sapelly, esta ultima de las mas utilizadas. También las podemos encontrar en blanco, como la de la foto.

 

Para la realización de este trabajo necesitaremos los siguientes elementos:

 

  • Caja de Ingletear.
  • Serrucho de costilla.
  • Cola de contacto.
  • Moldura de Nuestra elección.
  • Barniz o Pintura.

 

Caja de Ingletes y Serrucho de Costilla

La elección del tipo de moldura:

 

En el mercado existen infinidad de tipos de molduras, aquí hablaremos de dos tipos, las asimétricas y las que tienen caída a un costado. Para este tipo de proyecto es aconsejable que utilicemos las molduras que no son asimétricas (Consejo personal) y con las cuales emprenderemos este trabajo. Podemos limitarnos a la realización del moldurado en recto, o por el contrario utilizar molduras curvas para la cabecera de la puerta. A vuestra elección. Aquí describiremos el modo mas sencillo, el recto. Por ultimo comentar que existen en el mercado paquetes ya precortados, para puertas de 72cm. y 62cm. en pino,  roble, sapelly.

Moldura asimétrica

Moldura con caída a un costado

 

Corte de la moldura:

Para el corte de la moldura utilizaremos la caja de ingletes. Deberemos realizar los cortes colocando la moldura hacia la parte exterior de la caja de ingletear, realizando los cortes de las dos puntas, teniendo en cuenta la medida exterior de la pieza que vamos a cortar. La flecha nos indica la dirección de corte en 45º.

Preparación de la puerta:

Lo primero que tenemos que hacer es descolgar la puerta y desmontar la manilla o tirador de la misma. Si la puerta esta pintada, comprobaremos que la pintura esta en buen estado, de lo contrario tendremos que lijarla, no hace falta que eliminemos toda la pintura. Por el contrario si la puerta esta barnizada, comprobaremos de igual modo que el barniz este en perfectas condiciones, Aunque es aconsejable que lijemos ligeramente toda la puerta con el fin de que la moldura se adhiera mas fácilmente. Posteriormente barnizaremos con un rodillo la puerta completa.

Realización del Proyecto:

Como hemos dicho anteriormente la colocación será con acabados rectos. Las medidas de la puerta son de 222 cm. por 72 cm. (En cada caso es necesario verificar las medidas de la puerta de cada uno). Los márgenes a aplicar son los siguientes.; Para la parte superior y laterales, 11 cts. Para la parte central 15 cts. y para la parte inferior 20 cts. Ni que decir tiene que cada uno puede aplicar las medidas que desee, teniendo en cuenta que tanto la medida superior como la de los laterales tiene que ser siempre la misma en ambos casos. Por consiguiente y teniendo las medidas que hemos dicho anteriormente, procederemos al calculo de las molduras que tenemos que cortar. Como podemos apreciar tenemos 4 molduras iguales, que corresponden a las horizontales, que si realizamos la operación la medida exterior que tienen que tener es de 50 cm. (72 menos 11 y menos 11).

Las dos verticales superiores son de 119 cm. (esta medida puede variar a nuestro gusto, teniendo en cuenta que al variar esta, deberemos modificar las verticales de las molduras inferiores). Como resultado las verticales inferiores son de 57 cm. Con esto ya tenemos las medidas a las que tenemos que cortar las molduras. El siguiente paso es el de pegarlas sobre la puerta. Antes verificaremos que todas las molduras casen perfectamente, si observamos alguna imperfección, la corregiremos una vez pegada la moldura con pasta del color de la misma.

Como truco podemos emplear unas piezas de aglomerado de un espesor de 10 mm. (A, B, C, D.) cortadas a la medida del los márgenes que hemos dejado, es decir, A y D, 11 cm. B, 15 cm. y C a 20 cm. Estas las sujetaremos con unos sargentos. Para terminar ya solo nos queda pegar las molduras en la puerta.Un consejo, aplicar la cola de contacto sobre toda la moldura, realizar el amago de colocarla en su sitio procurando moverla un poco, y seguidamente retirar la moldura. Con esto conseguimos depositar la cola sobre la puerta sin que se desparrame por fuera de la zona donde vamos a colocar la moldura, dejar secar la cola de contacto y colocar la moldura.

Para finalizar no nos queda mas que barnizar o pintar la puerta, según sea cada caso. Con esta sencilla operación habremos conseguido que nuestras puertas luzcan como nuevas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Seguridad de puerta compuesta
Clavijas de carpintería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *